*

Autor Tema: Polybius, un videojuego de leyenda (urbana)  (Leído 1170 veces)

Noviembre 17, 2012, 02:28:40 pm
Leído 1170 veces

La Casa de EL

  • Visitante
Quizás los lectores más jóvenes no hayan oído hablar nunca de Polybius, pero puede que los más veteranos conozcan alguna leyenda urbana o historia acerca de este polémico juego. Pero, ¿cuál es el origen de este videojuego y qué misterios se esconden tras él?





Viajemos en el tiempo: año 1981. Todavía no existen la Game Boy, la Mastersystem o, ni mucho menos, la Playstation. En la tecnología punta se situaba Atari, y para los más privilegiados (es decir, los niños de las películas estadounidenses). Todo esto en la edad de oro de los salones recreativos. Polibyus era uno de estos juegos recreativos. Supuestamente, se introdujeron siete máquinas en varios locales de Portland, Oregon. 











Se dice que ésta es la única foto original de la máquina

El juego rápidamente consiguió bastante popularidad por el formato que presentaba. Consistía en manejar un caza espacial, cuyo objetivo era atacar una nave nodriza, de la que salían otras aeronaves que se enfrentaban a la nuestra. La novedad era que nuestra nave no se movía,  ya que permanecía continuamente a la derecha de la pantalla y, al girar, lo que se movía era la nave nodriza, como si estuviésemos rotando alrededor de ella. Todo un despliegue de efectos especiales para la época. 




Muchos de los jugadores comenzaron a quejarse de depresión, pérdidas de memoria, terrores nocturnos, etc. A la larga no recordaban bien en qué consistía el juego. Los que jugaron habitualmente  reconocen que iban sintiendo gradualmente cierto odio hacia la máquina, pero luego ese odio se desvanecía y les atacaba una gran adicción y deseos de volver a jugar.


Todo terminó cuando, aparentemente, poco tiempo después un muchacho falleció de un ataque epiléptico mientras jugaba. Al siguiente día aparecieron “hombres de negro” que retiraron las máquinas de la ciudad, y no se volvió a saber nada de ellas. 


Estos son los detalles grosso modo, pero esta historia tiene muchos más complementos que la convierten en todo un “Expediente X”. Recrear el videojuego fue el primer problema con el que se encontraron los que quisieron reconstruir los hechos ya que, como se comentaba con anterioridad, los jugadores olvidaban poco a poco en qué consistía el videojuego. De ahí que no se pudiese obtener mucha información (algo muy útil a la hora de crear una leyenda urbana, pues evita tener que dar datos concretos). Lo que sí recuerdan es que, en algunas salas recreativas, había hombres trajeados a cierta distancia de las máquinas, que tomaban notas y, a veces, se acercaban al aparato y la manipulaban. En una ocasión, tras una de estas manipulaciones de la máquina por los hombres de negro, un grupo de chicos se acercó y se dio cuenta de que habían dejado abierto un panel de control en la pantalla. En él se podían leer varias funciones que podían regularse: Amnesia, Terrores nocturnos, Alucinaciones auditivas, Índice de suicidio…











Recreación del “Panel de Control Secreto”


También se rumorea que la compañía que creó el juego se llamaba Sinnesloschen, que significa en alemán “Pérdida de los sentidos”. Los rumores apuntaron posteriormente a que Sinnesloschen era una empresa fantasma de Atari, quien tenía ciertos contratos con el gobierno. Bajo esta máquina recreativa  se estaría llevando a cabo un experimento secreto del gobierno sobre el sector más joven de la población, como ensayo de métodos de control mental sobre la población civil. Algunos de los antiguos jugadores recuerdan haber visto por el rabillo del ojo caras fantasmales recorriendo rápidamente la pantalla. Otros afirman que salían fugazmente mensajes en pantalla del tipo “mátate”, “ríndete”, “no pienses”, etc. También hubo quien escuchó voces ininteligibles, gritos aterradores, quejidos de dolor o pánico y hasta voces femeninas diciendo entre sollozos frases como: “¿por qué me haces daño?”


Respecto a los hombres de negro, existen numerosas especulaciones. Las más comunes son las fórmulas habituales: que pertenecía al FBI, al Ejército, Agencia de Seguridad Nacional o similar. La naturaleza de sus experimentos no está del todo clara, posiblemente se tratase de un medio de control de masas (o eso dicen). 


Como curiosidad, en un capítulo de Los Simpson se hace un guiño a esta leyenda urbana, ya que se puede ver  la máquina recreativa, en la que hay un cartel que reza “Propiedad del Gobierno”.





Posteriormente, a raíz de la polémica surgida de Polybius, y aprovechando su legendaria popularidad, se realizó una versión para PC, seguramente muy diferente a la original, ya que no se conserva ninguna ROM del videojuego al retirarse tan rápidamente de las salas recreativas. Obviamente, esta versión de PC no contenía el menú de opciones de control mental. A continuación se incluye una recreación de Polybius en PC. Dada la puesta en escena, no es de extrañar que los jugadores sufrieran dolor de cabeza. 




Así termina la leyenda urbana sobre Polybius, un juego del que ni siquiera se tiene la certeza de que existiese. Y, de ser así, creó toda una historia digna de un guión de ciencia ficción.


 

Síguenos:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en 
Google+ Siguenos
 en YouTube

Nuestros Especiales

Nuestros Especiales

Tiendas de Cómics

Últimos post