*

Autor Tema: La chica de la semana: Tomoe Yukishiro  (Leído 1323 veces)

Noviembre 17, 2012, 02:48:26 pm
Leído 1323 veces

La Casa de EL

  • Visitante

De manos de nuestra compañera Borrego llevamos un tiempo hablando de uno de los clásicos por excelencia del manga y el anime japonés, Rurouni Kenshin, el cual vuelve a estar de moda gracias a su reedición en formato deluxe y su serie en imagen real, la cual nos llegará posiblemente en 2012. Aprovechando un poco la coyuntura, y avisando de antemano de posibles spoilers, nos gustaría hablaros de la que fue el primer amor de nuestro samurai favorito (ahora que Musashi sensei no me escucha). Tomoe Yukishiro, hermana mayor de Enishi Yukishiro, uno de los muchos enemigos de Kenshin durante el manga, es una muchacha de la que poco sabemos con certeza. Según relata ella misma, procedía de una familia que tenía raíces en Edo, nombre de Tokyo hasta 1868, cuyo padre no tenía estudios de ningún tipo, y cuya madre había muerto al dar a luz a su hermano pequeño, Enishi. Además de este, Tomoe tenía otros dos hermanos más, pero al fallecer su madre, Tomoe tuvo que adoptar sus responsabilidades con Enishi, el cual quiere a su hermana hasta puntos que, como vemos más adelante, rayan la obsesión.





El tiempo fue pasando, y debido a los problemas que tuvo que atravesar, Tomoe empezó a experimentar un cambio en su personalidad, de modo que se vuelve una muchacha más callada e inexpresiva. Cuando ya era lo bastante mayor, se anunció su compromiso con Kiyosato, un amigo de la infancia, el cual, en su afán por darle una boda digna, se alistó a la división de vigilancia de Kyoto. Poco tiempo antes de tener lugar la boda, Kiyosato muere asesinado, no sin antes dejarle a su asesino una cicatriz en la mejilla izquierda. Tomoe queda destrozada y jura vengarse. Una noche bastante lluviosa, después de haber bebido bastante, Tomoe se encuentra con Kenshin, el asesino de su prometido,  el cual acaba de asesinar a un ninja enviado por el shogunato para terminar con la vida del famoso asesino de los rebeldes. Este, incluso se plantea matar a nuestra protagonista, ya que ha sido testigo de la pelea y le ha visto la cara. Tomoe se desmaya por el shock y el alcohol, por lo que Kenshin decide llevarla a la base de los rebeldes.


El grupo de rebeldes para el que trabaja Kenshin desconfía un poco de ella e indagan sobre su pasado para asegurarse de que no sea una espía. No tiene contacto con nadie del exterior, por lo tanto dejan el asunto de lado.  Tras unos días de cierta tranquilidad, el Shinsengumi (una fuerza de policía especial del último período del shogunato) descubre el paradero de Kenshin y su grupo, por lo que este y Tomoe se ven obligados a vivir durante un tiempo a las afueras, simulando ser marido y mujer. Y paso lo que tenía que pasar. Durante el tiempo que viven juntos, Tomoe termina enamorándose de Kenshin, por lo que deja a un lado su venganza para intentar ser feliz junto a su amado.


Los problemas vienen cuando una mañana, Kenshin se despierta y no encuentra a su “esposa” en casa. Acto seguido, un miembro de su grupo le dice que Tomoe ha escapado y que ella era en realidad la espía del shogunato. Kenshin queda en estado de shock, ya que sabe que eso solo puede significar una cosa, tiene la obligación de buscarla y eliminarla. Lo que no sabe es que esta, sintiéndose culpable, ha ido a terminar con su labor de espía para poder estar al lado del hombre al que ama. De este modo, se reúne con los asesinos a los que les debía informar argumentando que no ha descubierto nada y que da por terminada su misión, pero el jefe se da cuenta de los sentimientos de Tomoe y que ahora ella es su punto débil. Tras golpearla, la encierra en una cabaña y aguarda la llegada Kenshin, el cual dan por echo que vendrá a rescatarla. Enishi, ignorando lo que había pasado en la cabaña, cree que todo es parte del plan y va a por Kenshin para informarle sobre el secuestro, dejando una nota. Pero Kenshin, al día siguiente descubre la verdad leyendo el diario de Tomoe y sale en su búsqueda.



En el camino se enfrenta a los secuaces del jefe de Tomoe y es herido de gravedad, donde el primer ninja hiere su oído con una explosión y el segundo ninja lo deja medio ciego a causa de la luz de una segunda bomba. Al llegar al lugar donde tienen retenida a la mujer, se enfrenta finalmente al líder de la banda. En el momento crucial de la pelea, Tomoe se interpone entre los dos con el fin de atacar al líder con su tanto (arma semejante a un cuchillo) pero accidentalmente recibe el ataque mortal de Kenshin, quien, a causa de su ceguera y sordera temporales, no la vio venir hasta que fue demasiado tarde. El hombre muere y Tomoe agoniza en los brazos de un Kenshin totalmente desolado. Antes de fallecer, nuestra chica de la semana hace una segunda cicatriz en la mejilla izquierda de Kenshin, formando así su famosa marca en forma de cruz. La historia de amor de nuestros dos protagonistas, teniendo en cuenta el marco histórico en el que está ambientada, es una de las más trágicas que encontramos en los mangas de nuestra generación. Fue adaptada en formato Ova, con cuatro capítulos de media hora de duración, los cuales, como ya habremos dicho en más de una ocasión, son una autentica obra de arte de la animación. Os recomendamos que las veáis si tenéis ocasión y, quien sabe, lo mismo vosotros también os enamoráis de nuestra chica de la semana. Os dejamos a continuación el final de la cuarta OVA, por lo que si no habéis visto ninguna es recomendable parar ahora. Los que si las hayáis visto, podéis volver a disfrutar con su música y su animación, que son todo un lujo para los sentidos.




 

Síguenos:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en 
Google+ Siguenos
 en YouTube

Nuestros Especiales

Nuestros Especiales

Tiendas de Cómics

Últimos post