*

Autor Tema: La chica de la semana: Isabeau d´Anjou  (Leído 1315 veces)

Noviembre 17, 2012, 02:48:25 pm
Leído 1315 veces

La Casa de EL

  • Visitante

La chica de esta semana es toda una dama. Reverencia, besamanos… Esta semana nos acompaña Isabeau d’Anjou, Lady Halcón.





Antes de continuar con las presentaciones, hagamos una pausa, puesto que estas líneas merecen leerse con la melodía propia de Lady Halcón:




Señorial, épico, ochentero… ¡Ay!



Señora donde las haya, doncella de rango abolengo, cual Julieta, se enamora del caballero equivocado. Nacida en el seno de la nobleza, Isabeau llegó a Aquila tras la muerte de su padre en las Cruzadas, en Antioquía. Debido a su belleza, fueron muchos los que la pretendieron, entre ellos el malvado Obispo de Aquila. Pero su corazón pertenecía al capitán de la guardia, Etienne de Navarra. En secreto intercambiaron sus votos, con la intención de contraer matrimonio cuando la situación fuese propicia. Pero Isabeau cometió un error: contar su decisión a su confesor, Imperius, quien, no sabiendo lo que iba a desencadenar, incumplió el secreto de confesión y relató los hechos al Obispo.



Éste, enojado y furioso, a la voz de “o conmigo o con nadie”, liberó una maldición sobre los amantes: “Siempre juntos, eternamente separados”. Así es como Isabeau d´Anjou se convirtió en Lady Halcón.












Ettiene de Navarra parece más holandés que español



La maldición que cayó sobre la pareja no podía ser más cruel. Durante el día, ella era un grácil halcón. Durante la noche, él se convertía en un furioso lobo. El único momento en que podían verse en su forma real, pero sin llegar a tocarse, sólo por un segundo, era durante el cambio del día a la noche, o viceversa. De este horrible modo ambos amantes permanecen juntos, él con un halcón, ella con un lobo.




Isabeau, en su forma animal, aunque no conserve sus pensamientos humanos, resulta ser una gran ayuda para Ettiene. Siempre leal, fiel y a su lado, es incluso capaz de dejar fuera de combate a los enemigos cuando la situación lo requiera. En su forma humana es la única capaz de domar al feroz lobo en el que se convierte su amante, cuidándolo de los peligros que acechan en la noche.



 



La aparición de un ladronzuelo fugado de las mazmorras de Aquila,  Philippe Gaston, “El ratón”, supondrá un cambio en la vida de la pareja, pues será quién les ayude a volver a entrar en la fortaleza y, enfrentándose al Obispo, intentar romper la maldición o morir en el intento.










¿Por qué no tuve yo uno así de pequeño…?


 

Síguenos:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en 
Google+ Siguenos
 en YouTube

Nuestros Especiales

Nuestros Especiales

Tiendas de Cómics

Últimos post