*

Autor Tema: El Chico de la semana: Big Boss  (Leído 1033 veces)

Noviembre 17, 2012, 02:49:35 pm
Leído 1033 veces

La Casa de EL

  • Visitante



Big Boss visto por madeup6



Hablar de la saga Metal Gear es hablar normalmente de Snake, un icono en el mundo de los videojuegos y un personaje con mucho carisma. Pero en esta ocasión nos gustaría hablar del hombre que lo empezó todo. A pesar de que ya pudimos verle en las dos primeras entregas de la saga original en 1987 y 1990, no es hasta el estreno del estupendo “Metal Gear 3: Snake Eater” cuando averiguamos la verdad sobre el personaje, sus motivaciones y su pasado, todo ello ambientado en una de las épocas más crudas de la historia. Hoy, en el chico de la semana, Big Boss.



John, más conocido como Jack desde su juventud, nació en en 1935. Su carrera militar se remonta a la década de 1950, cuando participó en la Guerra de Corea cuando era un adolescente y se unió a los Boinas Verdes. Es en esta época cuando Jack se convierte en el aprendiz de “The Boss”, una luchadora experimentada en mil campos de batalla y considerada una autentica heroína. Durante el tiempo que está bajo su tutela, ella le enseña todo sobre el combate, el armamento, la supervivencia, el espionaje, la destrucción, la psicología e idiomas extranjeros como el ruso. También destacó en la guerra urbana y las infiltraciones, además de aprender CQC avanzado. En 1954, llega a participar en la primera detonación aérea de una bomba de hidrógeno, sin embargo, a diferencia de la mayoría de sus amigos que estaban presentes durante las pruebas, los cuales habían contraído leucemia, cáncer de tiroides, o incluso fallecieron, el no desarrollo ningún síntoma ni reacción por exposición a la bomba. O al menos eso pensaba él. Algún tiempo después, Jack descubrió que la exposición a la bomba le había dejado totalmente estéril, de manera que ya no podría concebir hijos de forma natural. Teniendo en cuenta como habían terminado algunos de sus compañeros, podría ser un mal menor. Aunque Jack disfrutaba mucho entrenando con “The Boss” y participando con ella activamente en diferentes misiones, ambos se en obligados a separarse el 12 de junio de 1959.


En 1961, Jack, ya sin “The Boss” lleva a cabo operaciones encubiertas, junto a un soldado cuyo nombre en clave era Python durante las primeras etapas de la guerra de Vietnam, antes de que América participase oficialmente. Los dos se complementaban muy bien en todas sus misiones y batallas, por lo que se les asignaban tareas tan a menudo como era posible. Los dos estuvieron involucrados en una misión en conjunto, el que Python fue acribillado a balazos y dado por muerto. A finales de 1964, la fama de Jack empezaba a crecer a una velocidad imprevista por sus superiores, ya que para ese año fue galardonado con la medalla de logros del Ejército, la medalla por buena conducta, y la Cruz de Servicio Distinguido, junto con varios otros galardones y reconocimientos. Es entonces cuando se sabe que en algún momento entre 1962 y 1964, se unió a la unidad FOX, una unidad especial de la CIA, del comandante ZERO.


Aquí es donde comienza la historia que muchos ya conoceréis gracias a “Metal Gear 3: Snake Eater”. En 1964, Jack forma parte de la “operación virtuosa” y más tarde en la “operación Snake Eater”, en la cual se reencuentra con su vieja amiga y mentora. Pero unos acontecimientos inesperados y la revelación de una verdad muy dolorosa harán que Jack, que tras dichas misiones empieza a ser conocido como “Big Boss” empieza a recelar de su gobierno y de muchas personas de su entorno. Unos años después y tras muchas batallas, algunos de los colaboradores de “The Boss” pensaban que seria una autentica desgracia que, por causas del destino, perdieran en combate al que ya se consideraba el mejor guerrero del siglo XX. De esa manera, en 1972, mientras “Big Boss” estaba en coma tras una misión, se puso en marcha la operación  “Les Enfants Terribles” en el más absoluto secreto. Dicha misión pretendía clonar al guerrero legendario, y termino con el nacimiento de Solid Snake, Liquid Snake, y Solidus Snake, los llamados “hijos de Big Boss”. Todos los que hayan completado los cuatro juegos de PlayStation pueden coincidir conmigo en que uno de los mejores es la tercera entrega protagonizada por “Big Boss”, el cual se convierte en un personaje que gusta desde el principio. Sus motivaciones están bien construidas, es leal y obediente y sobre todo, es uno de los mejores guerreros que ha visto nunca una consola. Es cierto que Snake tiene muchísimo carisma, no me escuchareis nunca decir lo contrario, pero nuestro chico de la semana tiene algo que lo hace especial, y ha sabido ganarse el afecto de los jugones de medio mundo.


El resto de la historia podrían considerarse spoilers de la saga principal y no pretendemos reventar nada a nadie que aún no haya empezado a disfrutar de uno de los títulos más emblemáticos de la historia de los videojuegos, pero si advertimos que la historia de “Big Boss” no solo no termina aquí, sino que depara todavía muchísimas sorpresas.



 

Síguenos:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en 
Google+ Siguenos
 en YouTube

Nuestros Especiales

Nuestros Especiales

Tiendas de Cómics

Últimos post