*

Autor Tema: Crítica de 'The Dark Knight Rises' (La Leyenda Renace)  (Leído 1953 veces)

Noviembre 17, 2012, 02:41:24 pm
Leído 1953 veces

La Casa de EL

  • Visitante

la-Leyenda-Renace

Christopher Nolan
 ha vuelto a desplegar su magia sobre el asombrado patio de butacas. Lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a dejar de lado la fidelidad al original de la que presumen otros responsables de dirigir algunas adaptaciones al cómic y aun así ha logrado que los fans de los cómics reconozcamos su personal versión de la mitología del hombre-murciélago como un punto de vista sobre el personaje más que válido y más que respetable. Al fin y al cabo, ¿por qué Nolan debía darnos lo mismo que hemos visto en los comic-books? ¿Cuántas reinterpretaciones de la historia de Bruce Wayne hemos podido leer en los más de 70 años de historia del personaje? ¿No son igual de admirables y legendarios los trabajos de Bob Kane, Frank MillerJeph Loeb? ¿No hemos leido historias de Batman pre-crisis, post-crisis, pre-hora cero, post hora-cero, pre-nuevo universo DC, post-nuevo universo DC…?


Es cierto que sin el buen hacer del director inglés, y si el reinicio de la franquicia del murciélago hubiera caído en unas manos menos cualificadas, no seríamos los siempre exigentes seguidores de los cómics tan benévolos con las pequeñas (o grandes) ‘licencias’ que hemos podido ver a lo largo de las dos primeras partes de la ultima saga fílmica sobre el personaje y que, para ser sincero, se vuelven algo más constantes a lo largo del metraje de ‘La Leyenda Renace’, la última aventura del caballero oscuro dirigida por Nolan y que cierra de manera ESPECTACULAR su planificada trilogía.


Aceptando este punto, el de que la versión Nolan del personaje es grandiosa, muy bien desarrollada y cargada de todos los elementos que se le pueden pedir al buen cine: excelentes actores, desarrollo de personajes, tramas sin flecos sueltos, carga dramática en su justa medida, estupenda fotografía y épica banda sonora (gracias Odin por darnos a Hans Zimmer, que en la película que nos ocupa logra superarse a sí mismo, llevándome a pensar que su trabajo en la trilogía ha sido un ‘in crescendo’ en toda regla), que se trata de una versión alejada en muchos puntos de las historias de los cómics, pero, y lo escribiré en mayúsculas para que se vea desde Gotham City, NO NOS IMPORTA.


Si alguno de vosotros se encuentra alguna vez con el serio de Christopher, decidle algo de mi parte: su versión de Batman es perfecta… A veces se desmarca del universo de las viñetas de una manera brutal, pero  sigue siendo Batman y sigue siendo perfecta. Comprendiendo eso, y advirtiendo que ese alejamiento del cómic va un paso más allá en ‘La Leyenda Renace’, os hablaré de la película que pude disfrutar ayer en la premiere española del film invitado por el gran Claudio Serrano, voz en España de Christian Bale y que se merece una ovación tremenda por el esfuerzo que ha realizado en esta película, esfuerzo que queda plasmado en la sala de cine y que sentiréis cuando veáis este épico final de una de las trilogías con más calidad cinematográfica de todos los tiempos.



‘La Leyenda Renace’ o como muchos preferimos llamarla, ‘The Dark Knight Rises’ (título original y bastante más acertado que el adoptado en España), no da tregua al espectador desde el mismo momento en el que comienza su proyección, una impactante secuencia de acción con el toque de calidad Nolan, que sorprende hasta al proyeccionista y que ya nos muestra lo que podemos esperar de Bane en las dos horas y cuarenta y cinco minutos que dura esta obra maestra. Olvidaos de todas las especulaciones que hayáis podido leer estos meses en la red y de todos las historias narradas en los cómics sobre los personajes que pueblan la trama, todo sorprende en este film. Con un primer tiempo de la película impactante, que descoloca al espectador, y que nos muestra a un Wayne con poco que ver con el que pudimos disfrutar en las otras dos partes de la saga, uno decide dejar de lado todo lo que conoce sobre Batman o Bane y pensar: “Ok Nolan, soy todo tuyo…


No quiero daros más datos sobre el inicio de la cinta de los estrictamente necesarios para poder haceros llegar mi opinión sobre el film, pero no puedo dejarme en el tintero las sensaciones que me sacudieron en la butaca cuando vi aparecer a Bale en escena: el Bruce Wayne de ‘TDKR’ deja de ser el buen personaje que era en ‘Begins’ y ‘Dark Knight’ para convertirse en uno de los grandes caracteres del cine reciente, y no hablo solo del cine superheroico. Bruce es en esta película un alma atormentada por la perdida del amor de su vida, con su fiel mayordomo Alfred (enorme Michael Caine) como único apoyo en su triste existencia y con un perfil humano mucho más claro del que ya pudimos ver en las otras entregas.


Mencionar solo el perfeccionamiento de Wayne como personaje en esta entrega sería injusto; podríamos decir que en lo referente al desarrollo de los personajes Nolan se ha dejado lo mejor para el final. Pese a contar con un gran número de integrantes con peso en la historia que nos ocupa, el inglés ha logrado calcular de modo perfecto las dosis de protagonismo que a cada personaje le pertenece, haciéndonos disfrutar durante el largo metraje de momentos ajenos totalmente de Batman o Bruce Wayne pero que son parte imprescindible de la historia. Incluso uno se olvida del tiempo que lleva sin aparecer el señor de la noche en pantalla gracias a una intrincada trama digna del mejor cine negro. Es en ese trasfondo del cine criminal y mafioso donde los hermanos Nolan (recordemos que el guión es obra Christopher Nolan, su hermano Jonathan y David S. Goyer) ubican a Bane para transformarlo en el máximo exponente de la definición de terrorista, aquel que crea el terror convencido  de que sus medios son los correctos. Si conocéis la trayectoria de Bane en los cómics, podréis comprobar en la sala de cine que este Bane es el personaje de la cinta que más se aleja de su contrapartida cómic, pero como decía antes, hablamos del estilo Nolan, ese talento que logra que tomemos como bueno todo lo que nos ofrece.



¿Puntos negros en lo que a caracteres se refiere? Por supuesto que los hay, pese a tratarse de un film con pocas fisuras en este u otro aspecto; se sale del cine asombrado por el espectáculo pero preguntándose si Selina Kyle/Catwoman sobraba en la ecuación, y la respuesta es que la película sería igual de grande sin ella de por medio, ¿Molesta Catwoman? Para nada,  Anne Hathaway se lo trabaja y se acerca más de lo esperado a la Selina de los cómics, ¿Prescindible su papel? Totalmente…


Pese a que me reafirmo en que Nolan coge un camino paralelo al cómic, a veces similar y otras veces ajeno a él totalmente, en la película se encuentra alguna referencia para los fans del Batman de las viñetas. Los últimos minutos del film, tras la épica conclusión de la trama principal y disfrutar de un clímax que dejará con la boca abierta a más de uno, nos regalan un guiño claro de Christopher Nolan hacia la petición de muchos fans, con licencia creativa ‘Made in Nolan‘, pero guiño a los bat-fans al fin y al cabo.


He repetido ya varias veces a lo largo de esta crítica que la duración de la película es considerable, dos horas y cuarenta minutos de duración, y me sorprende ver que hay gente reacia a acudir al cine a ver ‘TDKR’ por este motivo. No lo entiendo, es como si algún amigo se te acerca en plena noche fiestera con un mojito en una mano y una belleza de su brazo y te dice “Me lo estoy pasando de lujo y mañana no trabajo, pero es que llevo pasándomelo bien mas de dos horas y media y no es plan…”. Incomprensible, ¿no?, pues en este caso hablamos de algo muy parecido. Qué importa la duración del film si esas casi tres horas de película se disfrutan al máximo y dan de sí para ofrecer todo lo que el gran cine es capaz de dar. Y no me refiero solo a los espectaculares momentos de acción justificados, espectaculares y bien rodados (aprende, Michael Bay), también paladeamos momentos conmovedores que dejan en nada las sensaciones que vivimos en ‘El Caballero oscuro’ con la muerte de Rachel y el viaje a los infiernos del bueno de Dent. Incluso hay algún momento para el humor (pocos y de media sonrisa, eso sí, que hablamos de Nolan).


En definitiva, la película solo se puede definir como épica, una bien hilada partitura con notas de lo mejor del cine que Nolan ha compuesto y dirigido para nosotros. Seamos seguidores o no del Batman de los cómics, ‘La Leyenda Renace’ debería ser uno de esos films que los sesudos especialistas de cine recomiendan ver antes de morir. Qué milks, yo no soy ni sesudo ni especialista, pero lo recomiendo…



 

Síguenos:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en 
Google+ Siguenos
 en YouTube

Nuestros Especiales

Nuestros Especiales

Tiendas de Cómics

Últimos post